TAPONES PARA PLACAS ALVEOLARES DE FORJADO

Topones en losa alveolar de gran canto. Imagen cedida por LUFORT S.L

Una de las aplicaciones más habituales de la placa alveolar o alveoplaca es la realización de forjados.

Para poder considerar un conjunto de placas como un forjado, es necesario darle una continuidad transversal entre placas, para que se produzca una redistribución entre las mismas, permita su actuación como diafragma además de asegurar las condiciones de estanqueidad y aislamiento.

Esto se consigue macizando con hormigón entre dos placas consecutivas.

Ese macizado crea una llave que obliga a trabajar ambas placas de forma conjunta al obligarla a tener los mismos desplazamientos verticales.

Suele ser habitual, y en muchos casos imprescindible por cálculo, que en dichos forjados se les coloque una "losa superior de hormigón in situ" llamada habitualmente "capa de compresión".

Detalle constructivo de AIDEPLA donde se ve el hormigón vertido

Dicha capa en los casos en que es obligatoria, deberá llevar una armadura de reparto y el espesor de capa de hormigón no será menor de 40 mm.

Si queremos aprender más sobre cualquier aspecto de los forjados de placas alveolares os recomiendo ir a la página web de AIDEPLA (ASOCIACIÓN PARA LA INVESTIGACIÓN DE PLACAS ALVEOLARES)

La idea del artículo no es centrarnos en el cálculo sino en comentar un aspecto práctico cuando se va a aplicar esa capa de compresión.

Para evitar que el hormigón pueda rellenar más de la cuenta los alveolos al entrar en las uniones entre placas longitudinales, se recomienda la utilización de tapones

Los tapones son piezas de material sintético que se adaptan a la forma de los alveolos de la placa.

Tapones para los alveolos. Imagen página web de AIDEPLA

Su función es taparlos para evitar la entrada del hormigón in situ durante el vertido de la "capa de compresión"

Son más habituales en los forjados en que se requiere placas de mayor canto.

Vamos a ver los distintos tipos de tapones de uso más habitual y algunos de sus fabricantes

TAPONES PARA PLACAS ALVEOLARES DE FORJADO

Dichos tapones permiten ahorrar hormigón y evitar poner un peso innecesario sobre la estructura.

Estos tapones deberá facilitarlos el prefabricador, si así se ha acordado previamente con él en el contrato.

Los tapones deberán de venir colocados en la placa alveolar en el suministro por dos motivos:

  1. Si se quiere colocar en la pieza, cuando está en el camión, en el momento de izar la pieza, nos retrasará el montaje, con el correspondiente coste de grúa
  2. Si queremos montarla cuando las placas ya están en su posición, la holgura que queda entre piezas prefabricadas, no nos permitirá, en la mayoría de los casos, el poder hacerlo.

TIPOS DE TAPONES PARA PLACAS ALVEOLARES DE FORJADO

Son diversos los materiales sintéticos que se utilizan para hacer esta función

1-TAPONES DE POREXPAN

Son de los más habituales y utilizados.

Presentan las siguientes ventajas e inconvenientes

VENTAJAS
  • Se puede adaptar a los espacios con pequeños recortes si es necesario
  • Se pueden colocar en las piezas cuyo extremo va macizado por requisitos de cálculo, ya que se pueden empujar a dejarlos dentro de la placa a la distancia que se desee
INCONVENIENTES
  • Los restos que produce de los recortes, son de difícil limpieza
  • Se tienen que solicitar para el diseño exacto de nuestros alveolos
  • Necesidad de distintos tipos de tapones para distintos tipos de cantos
  • Obliga a disponer de un stock para cada tipo de placa

Este producto lo pueden fabricar a petición la mayoría de los fabricantes de este tipo de productos, previa solicitud de presupuesto para la forma que necesitamos, como:

KNAUF

2-TAPONES DE PLÁSTICO

Tapones de plástico en placas alveolares. Imagen cedida por LUFORT S.L
VENTAJAS
  • Poco volumen y facilidad de apilado
  • Se suelen fabricar con productos de reciclado
INCONVENIENTES
  • A veces cambia el perfil de la placa por desgaste de la maquinaria de fabricación y el tapón no encaja
  • No todos son capaces de soportar el empuje del hormigón
  • A veces se pierden en el transporte
  • No son demasiado económicos

Algunos de sus fabricantes son:

LIRONTA en Letonia

MUOVITEKNIIKKA en Finlandia

GLOBAL SOURCE PLASTIC FACTORY en UEA

También los fabricantes de maquinaria para hacer placas alveolares, en ocasiones comercializan este tipo de productos complementarios.

3-OTROS TIPOS DE SISTEMAS

Actualmente algunas empresas no usan tapones para esta función, sino malla de fibra de vidrio pegada.

Alveolos de placas alveolares tapados con malla. Imagen cedida por LUFORT S.L

El proceso se hace en el patio de acopio del prefabricador y sería:

  1. Se corta la malla en tiras del tamaño que se quiera, tapando a la vez  el máximo de  alveolos
  2. Se coloca con pincel la cola de contacto alrededor de los alveolos a tapar
  3. Sobre esta, colocamos los trozos de malla ya cortados, impregnando la malla.
  4. Se espera a su secado antes de manipularla.

 

VENTAJAS
  • En una misma acción se pueden tapar muchos alveolos
  • Vale independientemente del la forma irregular de los alveolos a lo largo del tiempo
  • El producto es económico
  • Vale el mismo producto par a todos los cantos de placas que se fabriquen evitando stocks innecesarios
  • Al ir pegada es mucho más difícil que se pierda durante el transporte
  • Son habitualmente los más económicos
INCONVENIENTES
  • Requiere un trabajo de colocación de la cola y recorte de la tela  previo
  • Si no se elige bien el material, puede entrar parte del hormigón en el alveolo
  • Se tiene que poner con tiempo suficiente para que el pegamento tenga la resistencia necesaria, antes del transporte.
  • No se pueden utilizar en el caso de que por calculo deban de llevar el extremo macizado.

Me comentan que es una buena solución, que aunque al principio tiene detractores, al final les da buenos resultados.

Gracias a LUFORT S.L por las imágenes cedidas.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *