MONTAR PREFABRICADO DE HORMIGÓN O CONCRETO CON MONTADORES PROPIOS O SUBCONTRATADOS

foto de una obra de prefabricado en montajeCuando una empresa de prefabricado de hormigón o concreto pasa de producir prefabricado ligero ( viguetas, bloques, bovedillas etc) a prefabricado pesado ( pilares, vigas, placas alveolares, marcos, artesas, jácenas, paneles, etc) se suele hacer esta pregunta:

¿Me conviene tener montadores propios para montar mis productos? ¿o es mejor que los subcontrate a una empresa de montaje cuando tenga una obra?

MONTADORES PROPIOS O SUBCONTRATADOS

No debe ser una respuesta tan fácil de responder, ya que algunos prefabricadores, tanto de talla nacional como local,  se decantan, o han decantado a lo largo del tiempo,  por una opción y otros por otra.

Vamos a ver que ventajas e inconvenientes tienen cada una de las opciónes

TENER MONTADORES PROPIOS

Son varias las empresas que optan, u optaban, por tener montadores propios para montar al menos gran parte de  sus obras, entre ellas caben destacar:

  • Precon
  • Prainsa ( al menos disponía de una empresa del grupo, Plomada S.L para hacer esa función, era un caso intermedio )
  • Trabis

Vamos a ver algunas de las ventajas e inconvenientes que tiene que el personal de montaje sea propio de la empresa prefabricadora

VENTAJAS

  1. Disponibilidad total del personal, al depender directamente de la persona que gestione el montaje
  2. Mejor valoración de los costes de montaje, al poder valorar exactamente lo que cuesta un equipo de montaje. No pagando mas que lo necesario.
  3. Mayor implicación del personal al trabajar directamente para personal de tu empresa
  4. Si la empresa está muy bien organizada, menores costes de montaje. si el jefe de equipo hace de recurso preventivo en los casos en que la empresa prefabricadora sea contratista y no crea necesario tener un técnico en la obra.
  5. Posibilidad de corregir de forma inmediata las faltas ( leves, graves, etc) del personal, al tratarse de personal de la propia empresa sujeta al convenio correspondiente.

INCONVENIENTES

  1. Necesidad de recursos en otra parte de la empresa para
    1. Selección y contratación del personal
    2. pagar nóminas
    3. comprar los equipos de protección
    4. Disponer de medios de transporte, furgoneta, herramientas, teléfonos etc.
    5. Formación obligatoria,  incluir el puesto en la evaluación de riesgos,
    6. vigilancia de la salud  etc.
    7. Establecimiento de plan de carrera dentro de la empresa al personal.
  2. Las incidencias en el personal, como bajas, absentismo, etc. implican mayor carga de trabajo para la empresa y para el que gestiona los montajes
  3. Dificultad de conseguir una flexibilidad rentable entre la oferta y la demanda. Es decir, no es fácil gestionar al personal, cuando no hay obras que montar, para trabajar en otros puestos rentables de la empresa. Esto implica una formación muy amplia del personal y efectiva, no teórica.
  4. Tener que recurrir en ocasiones, queramos o no, a subcontratar equipos para adsorber las puntas de trabajo, para las que el equipo propio no es capaz de cubrir, normalmente a precios algo mayores que si trabajaran de forma habitual.
  5. Dificultad de conseguir una formación efectiva con esos equipos que se subcontratan, respecto a nuestro propio producto y forma de montar.

SUBCONTRATAR LOS EQUIPOS DE MONTAJE

La otra opción es la de que no se dispongan de equipos propios de la empresa prefabricadora, o que estos sean testimoniales, y la mayoría del trabajo se contrate a empresas especializadas en el  montaje de prefabricado de hormigón o concreto.

Algunas de las empresas que usan este procedimiento de forma habitual son, si no me equivoco:

Veremos en este caso algunas de las ventajas e inconvenientes que nos encontraremos

VENTAJAS

  1. Las propias de la subcontratación:
    1. No tenemos personal, por lo tanto solo contratamos lo que necesitamos y cuando lo necesitamos
    2. No tenemos que distraer personal de la propia empresa para hacer las funciones antes citadas de selección, cubrir bajas, etc
  2. Posibilidad de no contratar equipos o personas que no cumplan medidas de seguridad o comportamientos inadecuados
  3. Posibilidad de acuerdos con la empresa de sanciones por faltas de medidas de seguridad etc.
  4. Esta ventaja la cito, aunque no estoy de acuerdo, porque me la han repetido en alguna empresa de prefabricado. En caso de tener un accidente no se perjudica la imagen del prefabricador, ya que el personal no es de tu empresa. En mi opinión si la obra la fabrica y gestiona un prefabricador, da igual que la esté montando otra empresa, la imagen que  queda dañada, en caso de accidente, es la del prefabricador.

INCONVENIENTES

  1. Algo más caro, que  si los equipos son propios, ya que esas empresas deben de tener un margen de beneficio, o no existirían esas empresas.
  2. Menor control sobre decisiones de la empresa, al tratarse de una empresa ajena
  3. Necesidad de fidelización para que den un servicio que no dañe la imagen de la empresa prefabricada a quien representan en su trabajo.
  4. Dedicación de un tiempo importante de la empresa prefabricadora en la formación de dichas empresas, para que se ajusten a los procedimientos como si se tratara de personal propio.
  5. Influencia de la oferta y la demanda para las posibles subidas o bajadas de precios, si no se tienen acuerdos estables con las empresas subcontratistas.

INFLUENCIA DE LA LEY DE SUBCONTRATACIÓN, Y FIGURA DE RECURSO PREVENTIVO, EN AMBOS CASOS

La Ley Reguladora de la subcontratación en el sector de la construcción 32/2006 (En adelante Ley de Subcontratación) y La regulación sobre Recursos preventivos Ley 54/2003, RD 604/2006 y la guía técnica del INSHT, no afectan de la misma manera, en uno y otro caso, y por lo tanto lo debemos de tener en cuenta para esta decisión.

CON MONTADORES PROPIOS

En el caso de que los montadores sean propios la ley de subcontratación nos afecta relativamente poco y en cualquier caso de forma positiva.

  • Como el personal es propio no nos acercamos en ningún caso 3º escalón de subcontratación, ni siguiera en el caso de que nos contrate una constructora
    • Industrial-Constructora (Contratista)-Prefabricador (1º escalón de subcontratación)-Operadores Grúa (2º escalón de subcontratación)
  • El Jefe de equipo de montaje puede hacer la función de Representante de Seguridad en las obras en que el prefabricador es subcontratista
  • El Jefe de equipo de montaje puede hacer la función de Recurso preventivo ( si está formado para ello, aunque puede dar lugar a discusiones) en los casos en que el prefabricador sea Contratista
  • Lo anterior nos permite no tener Técnico de montaje, de forma fija en las obras que se considere que no lo requieran, lo cual es en principio un ahorro en el montaje

CON MONTADORES AJENOS

Si los montadores son subcontratados, nos afectará algo más la ley de subcontratación

  • Tampoco alcanzamos el 3º escalón de subcontratación, salvo que el prefabricador no contrate  la grúa directamente, sino a través de la empresa de montaje y en el caso de que nos contrate una constructora
    • Industrial-Constructora (contratista)-Prefabricador(1º escalón de subcontratación)-Empresa de montaje (2º escalón de subcontratación)-operador de grúa (3º escalón de subcontratación si lo contrata la empresa de montaje. No hay que hacerlo)
  • La empresa Prefabricadora en este caso, deberá de poner una persona (habitualmente un técnico en obra) para poder subcontratar ya que si no, no hay personal de la prefabricadora y se incumpliría la ley de subcontratación.
  • En ese caso, a priori es más caro, pero hace a su vez la función de recurso preventivo, de una forma mas realista que el responsable del equipo de montaje, junto con otras funciones que pueden minimizar ese coste.
  • En este caso se mejora la imagen de la empresa prefabricadora, ya que la relación del cliente, constructora o Dirección Técnica es con un técnico.

CONCLUSIONES

Foto de montaje de zuncho prefabricado. ¿Serán montadores propios o subcontratados?Difícilmente puedo yo dar lecciones a empresas de implantación nacional que ya habrán llegado a sus conclusiones tras diferentes pruebas. Simplemente comentaré mis experiencias por si son de ayuda.

En la empresa donde trabajaba tuve en una época montadores propios (los mínimos imprescindibles para garantizar trabajo continuo)  y montadores subcontratados (para el resto), mientras que en otra época tuve exclusivamente personal subcontratado.

En ambos casos creo que tuve un servicio magnífico, y con un nivel de profesionalidad muy alto. Si bien la forma de realizar la gestión en ambos casos fue distinta.

Si tuviera ahora que decantarme por alguno de los dos procedimientos, (por creación de una empresa Prefabricadora nueva), dependería mucho de que región fuera a ser mi mercado, ya que dependerá de la oferta de empresas de Montaje con un nivel acorde con las necesidades de la empresa, en esa zona.

Si se tratara de la Comunidad Valenciana, donde hemos sufrido una crisis muy dura, y en cuyo mercado todavía hay suficientes empresas que dan ese servicio de forma más que aceptable, me decantaría por la subcontratación total.

Si bien, considero que se tienen que tener en cuenta 3 aspectos que, a mi entender son vitales:

  1. Acuerdos estables de precios y servicios entre el prefabricador y la empresa de servicios de montaje (mínimo anual) con más de una empresa de montaje.
  2. Trato y Formación del personal de la subcontrata en el montaje de los productos y procedimientos del prefabricador como si fueran de la propia empresa ( una de las 5 claves en la seguridad en el montaje de prefabricado)
  3. Evaluación continua de los equipos de montaje por parte del prefabricador.

Si alguno de estos requisitos no se cumplieran, no tendría mas remedio que tener el "mínimo" de montadores propios, y el resto cubrirlo con empresas subcontratistas de montaje.

He visto la variabilidad del sector, y cubrir la mayoría de las necesidades de montaje con personal propio, creo que es un riesgo demasiado alto

Si alguna empresa prefabricadora quiere compartir sus experiencias en este aspecto, será un placer aprender de ella.

4 thoughts on “MONTAR PREFABRICADO DE HORMIGÓN O CONCRETO CON MONTADORES PROPIOS O SUBCONTRATADOS

  1. ALEJANDRO EDUARDO ARANDA

    BUENOS DIAS QUERIDO COLEGA YO SOY DE ARGENTINA Y ME RESULTO MUY INTERESANTE EL ARTICULO Y LA VISION DE USTEDES QUE SON DEL OTRO LADO DEL OCEANO . Y AQUI LA TENDENCIA ES MUY SIMILAR CASI CALCADA SON LAS DIFERENTES SITUACIONES QUE ATRAVIESA LA ECONOMIA DEL PAIS QUE MARCA CUAL ES LA OPCION MAS CONVENIENTE SI DESTACO DESDE MI PUNTO QUE ES EL QUE MAS MANEJO QUE EN TODOS LOS CASOS HAY QUE CUIDAR LA CALIDAD DE LOS PRODUCTOS Y SERVICIOS QUE BRINDAMOS POR QUE SERA NUESTRA CARTA DE PRESENTACION Y COMO LO TRATEMOS SIEMPRE SEREMOS LOS RESPONSABLE DEL RESULTADO FINAL SALUDOS

    Reply
    1. Post author

      Gracias Alejandro Eduardo por tu comentario.
      Nos separa la distancia, como comentas, pero en los problemas y la forma de solucionarlos, estamos muy cerca.
      Un saludo

      Reply
  2. Post author

    Gracias Alejandro, por compartir tu experiencia. No difiere mucho de la mía. Aunque mejor explicado por tu parte.
    Creo que es inviable el disponer exclusivamente de personal propio para hacer frente a los montajes de una empresa prefabricada, ya que a lo largo del año la variabilidad de equipos necesarios es muy alta y en las época valle, la empresa, aún intentando reconvertirlos en personal de otras áreas de la empresa, no creo que sea económicamente soportable.

    Reply
  3. Alejandro López

    Bajo mi punto de vista, creo que lo ideal es que haya un equilibrio entre personal propio y personal subcontratado. Si sirve como ejemplo mi primera experiencia profesional dirigiendo el montaje de estructuras metálicas, había 3 tipos de equipos de montaje: 1) Propios de la empresa: más versátiles, porque incluso según la demanda de trabajo podían reubicarse en fábrica si había necesidades de ello; 2) Subcontratados, pero que trabajaban casi exclusivamente para la empresa (eran los de mayor rendimiento y trabajaban a destajo); 3) Subcontratados, pero que solamente eran requeridos cuando había puntas de trabajo (rendimiento incierto y dificultad para coordinar fechas).

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *